• Resistencia,

  • OPINIÓN

    De arrepentidos y arrepentimientos

    Hay quienes se presentan y dicen: “estoy arrepentido, señor juez” .

    La figura del arrepentido está regulada por la Ley 27.304 que fue sancionada por el Congreso el 19 de octubre de 2016 y promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional el 2 de noviembre de ese mismo año. Esa norma sustituyó el artículo 41 del Código Penal, y posibilita que se puedan reducir las penas de los partícipes o autores de un delito.

    Tal vez porque fue instituida hace tan poco tiempo es que esa figura no sea muy conocida y es en la que se ampararon y amparan quienes se presentan a la justicia y dicen “estoy arrepentido, señor juez” y su Señoría, después de evaluarlo y al igual que en los antiguos confesionarios de las iglesias, le dice: “bueno, rece esto....y puede irse”.

    También están los arrepentidos del voto: son quienes por ignorancia, desidia o simplemente bronca, votaron a Cambiemos en el 2015 y hoy se muestran como los más acérrimos críticos del oficialismo. Pero no todos los pesarosos, apesadumbrados, contritos, afligidos, apenados, compungidos, acongojados, reconcomidos, penitentes, sentidos, suplicantes, abatidos, disgustados, doloridos, abrumados o agobiados hacen público su descontento, también están los que por no tener que darle la razón a su cuñado, amigo o vecino, simplemente... callan.

    Aunque parezca raro también hay quienes están arrepentidos de haber votado a Cambiemos, pero no por los mismos argumentos de los de más arriba sino por no haber sabido, podido, animado o querido desterrar y eliminar a los “choriplaneros” y “vagos consuetudinarios” o sea el lúmpenproletariado al que, y de ahí su arrepentimiento y enojo, “hoy este gobierno les da más plata que los Nac&Pop”.

    Asimismo está el arrepentido al que Whatsapp amplió generosamente, de 7 a 68 minutos, el lapso de arrepentimiento para poder eliminar un mensaje que envíó y después lo lamentó. Pero ese es otro tema.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com