• Resistencia,

  • LOCALES

    Sin piedad, sin gasoducto, sin fondo sojero, sin 2do. puente, sin protesta

    La tala de costos ordenada por el FMI golpea al Chaco y a las provincias.

    A pocas horas de resolverse un anticipo de fondos al país por parte del Fondo Monetario Internacional, se concretan los recortes que "para pasar la tormenta" se efectuarán a las provincias.

    Ya eliminado el denominado fondo sojero, se conoció en los últimos días la decisión del gobierno nacional de no finalizar las obras del gasoducto del norte para abastecer de gas al NEA desde Bolivia y la postergación (había sido anunciada para fines de agosto) del llamado a licitación del segundo puente entre Chaco y Corrientes.

    La urgencia del gobierno nacional de lograr consenso con las provincias para la elaboración del Presupuesto 2019, las consabidas reuniones con los ministros de economía de cada una de ellas y la necesidad de mostrar al FMI que se logró "consenso político" para hacer más recorte y ajuste, se contrasta la pasividad (muy parecida al síndrome de Estocolmo) y con el ruido que hace un fortísimo silencio por parte de todos los gobernadores y la mayoría de los intendentes del NEA que, al parecer, no se sienten molestos al sacar lustre al sable con el que se mutilarán aun más sus escasos recursos.

    El ministro del Interior muestra buenos modales para anunciar los golpes y cierta condescendencia al afirmar que "la oposición contribuye a la gobernabilidad" pero no por eso la población, los ciudadanos, las personas dejarán de sufrir un durísimo apriete que al parecer tiene más de "ajuste correctivo" que equidad en el reparto de cargas.

    Es así que a la devaluación permanente, a la caída del poder adquisitivo de los sueldos, a la creciente presión tributaria, y al parecer con la intención de hacer aparecer como más equitativo el ajuste, se instauró "pour la galerie" una retención en pesos a la recaudación dolarizada de las exportaciones de soja.

    "No se preocupen" dijo la inefable Elisa Carrió a los empresarios de la CAME: "la devaluación pronto licuará esa retención".

    Son los tiempos del sálvese quien pueda. La mayoría de las actitudes de quienes tienen responsabilidad política está dirigida a conseguir el mejor posicionamiento posible para el 2019 con la esperanza que el malhumor social por una parte, el crecimiento de la pobreza y la indigencia por otra, no se manifiesten a favor de algún potencial aprovechador de la miseria o del regreso del "que se vayan todos".

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com